Finalmente Pioneer hace oficial su tornamesa PLX-100

Finalmente Pioneer ha hecho oficial el PLX-1000, la tornamesa analógica del que se lleva escuchando hablar desde finales del año pasado y sobre el que tanto se ha especulado.

El nuevo PLX-1000 es un plato analógico para DJs de tracción directa, que cuenta con un par motor de 4.5kg/cm y un control de pitch con un rango seleccionable entre +/-8, 16 y 50%, que incluye además del selector un botón de reset. Su diseño claramente está inspirado en el de los incombustibles Technics SL-1200, concretamente con el color negro y el botón de reset para el pitch. El PLX-1000 cuenta con conexiones para el cableado en lugar de llevar el cableado soldado directamente a la placa, de manera que podemos emplear cualquier cable RCA en la salida Phono, así como para la toma de tierra y el cable de alimentación. El botón de Start/Stop tienen el diseño redondo que Pioneer lleva empleando muchos años en sus reproductores profesionales de CD. La marca japonesa ha recurrido a su antigua línea de platos hi-fi PL que se comercializó entre 1955 y 1984 para bautizar el nuevo giradiscos.

Finalmente, este flamante modelo no tiene absolutamente ningún elemento propio del equipamiento digital, no cuenta con un puerto USB para conectarlo a un ordenador, un rumor del que se habló mucho, ni con ningún tipo de control sobre la fuerza del motor ni tampoco ninguna ayuda visual como contadores de BPM o indicadores de ningún tipo. Es simple y llanamente, un plato para DJs de la vieja escuela. 

La Pioneer PLX-100 se comercializará a partir de Agosto de 2014 con un precio cercano a los 700€.

comments