Museo Mendelssohn-Bartholdy + Live

El camino para convertirse en un director de orquesta es largo y necesita años de dedicación y mucho conocimiento musical. Qué se siente ser el director de una gran orquesta? Qué se siente que un grupo de experimentados músicos siga al pie de la letra tu control?

En el Museo de Menderlssohn-Bartholdy en Leipzig, gracias a Max for Live y Leap Motion el visitante puede tomar el papel de un director de orquesta. Donde podrá excluir a los instrumentos de la orquesta o cambiar la instrumentación y la tonalidad para disfrutar de una versión muy personalizada de la obra de Mendelssohn-Bartholdys.

Cómo funciona?

Trasbambalinas, hay dos sistemas de computadores comunicados con mensajes OSC transmitidos por ethernet. Un computador corre el software LEAP Motion, encargado de grabar y transformar la informacion en una señal digital, así como el touch screen y los monitores. La otra computadora usa Live para almacenar el audio y utilizar reverb plug-ins y adicionalmente warpear las piezas para el tempo del director de orquesta.  En la misma computadora tenemos un patch de Max for Live para sincronizar todo. El contacto con las pantallas tactiles envía un OSC al patch de Max, el que permite al director de orquesta jugar sin latencia ni ruido.

 

The Effektorium’s touchscreen interface

LEAP captura la velocidad de los gestos del director de orquesta con control sobre el tempo, mientras la pantalla táctil maneja una infinidad de variables como el volumen de las flautas traversas, las cuerdas, las percursiones, los coros, el caracter  del reverd, la posicion de la orquesta, todo esto a pesar de las frecuencias de las afinaciones ya sea 430hz o 443hz respectivamente.

One of the Effektorium’s motion tracking cameras

Los directores de orquesta tambien pueden controlar el ámbiente manejando la luminosidad y los colores de los LED. Adicionalmente cada set de instrumentos envía los sonidos monitores individuales, lo que le permite a los asistentes a escuchar y acercarse al instrumento que mas les interese.

Puedes leer más sobre éste proyecto en el sitio web de Aconica, y visitar la instalación en el moderno Museo Mendelssohn-Bartholdy en Liepzig.

comments