DEEP MEETS EDM

Cuando la música pierde las etiquetas

Dos estilos, dos escenas, dos conceptos… Y un solo lenguaje. La música está cansada de los tópicos, las polémicas y las etiquetas. Así que ha decidido que los únicos capaces de condicionar el valor de los sonidos, sean tus bailes…
Deep EDM

Comercial vs underground, la eterna batalla… ¿O no? A medida que el movimientoEDM sigue sumando adeptos, se convierte en una diana más y más grande para las críticas de muchos individuos que se proclaman salvadores de la electrónica máspurista.

Para muchos, se trata de dos extremos, dos escenas antagónicas, condenadas a darse la espalda. Pero lo cierto es que, a día de hoy, son muchos los artistas y amantes de la música que se dedican a eso, a amar la música por encima de las etiquetas, los colores, los estilos, los estereotipos. Y es que cuando el respeto se convierte en la base, y la apertura de oídos y mente en la estructura, es fácil construir un puente ideológico sonoro capaz de llevarnos a cualquier rincón del universo musical en un viaje de sensaciones, donde no existen limitaciones…

 

Rompiendo modas, creando ESCENA

Si partimos de algunas bases musicales imperecederas como el techno, el house, o el electro, existen determinadas tendencias que marcan la actualidad de la escena musical electrónica. El EDM, en el frente mainstream, y el deep y tech house en esa otra orilla denominada “underground”, son las corrientes emergentes que más han calado entre público y artistas durante las últimas temporadas.

Son muchos los artistas y formaciones que han dado sus primeros pasos en la escena amarrados a estos estilos, y que se esfuerzan por definir una personalidad musicalque les identifique entre el público y el resto de profesionales del sector. Muchos apuestan por llevar a un extremo u otro su planteamiento sonoro, otros se focalizan en la puesta en escena, y algunos deciden aprovechar cada una de las oportunidades que ofrece la escena para desarrollar todas sus manifestaciones creativas. Al fin y al cabo, la música es un arte; y donde habita el arte, no existen límites…

 

Jorge Primo: Kill The Hipsters “vs” Depaart

Jorge es uno de esos grandes activistas de la escena, con corazón de músico y mente de “businessman”, que ha convertido el poder de las ideas (y su afán para llevarlas a cabo) en su principal baluarte. Son muchas sus dedicaciones profesionales, y entre ellas despuntan dos proyectos dentro del ámbito musical electrónico: La formación Kill The Hipsters y Depaart, un sello de corte deep bien conocido por nuestros lectores.

 Como si de Clark Kent y Superman se tratara, Jorge aka Georgeus sabe muy bien cómo adoptar el papel adecuado en cada ocasión musical, aunque, salvando algunas diferencias en la vestimenta y las obvias distinciones en el set list, para él la esencia sigue siendo la misma.

“De Kill the Hipsters destaca el ritmo frenético dado el calendario y los proyectos paralelos, una personalidad más extrovertida y social, entusiasta y decidida…ConDepaart no es que sea todo lo contrario, de hecho muchas de las actitudes y aptitudes son las mismas que con KTH. Quizá tomo una personalidad más reservada, pero al mismo tiempo estoy en continuo movimiento e intento ser lo más versátil para que el sello salga adelante. Podríamos decir que la personalidad comprometida se mantiene en ambos proyectos.

Kill The Hipsters

Para él, conjugar sus gustos y conocimientos para llegar a los distintos tipos de públicoes una ecuación bastante sencilla:“Hay que centrarse en qué proyecto estás desarrollando y con qué fin. Después de todo, tanto el llamado EDM como las distintas variantes del House no dejan de ser estilos de música de baile: en ambos el público oyente quiere verse reflejado dadas una serie de intereses e influencias…

Pero ¿cómo se ven las cosas desde otro lado de la barrera? ¿Está preparada la industria para asumir y potenciar las posibilidades de proyección de un artista que integra dos proyectos musicalmente dispares?

La realidad es que, al menos en el territorio nacional, y de cara a establecer nuevas relaciones o ampliar el segmento de público objetivo, ambos proyectos se auto excluyen. La gente es por lo general muy tozuda y de mentalidad cerrada en bastantes aspectos; no es por hacer sangre o una crítica abierta, simplemente son perfiles de audiencia muy distintos a los que la mayoría de las veces sólo les interesa una cosa, denigrando al resto de personas que opinen lo contrario, muchas veces sin conocimiento.

Con esta perspectiva, puede parecer que no es fácil mantenerse en equilibrio cuando se tiene un pie a cada lado de esa supuesta “barrera”, pero para Jorge, la única barrera está en la mente del que escucha, o mejor dicho, del que no quiere escuchar.

 “Las etiquetas estaban hechas de algún modo para diferenciar estilos y apreciarlos, y ahora parece que están diseñadas para crear posturas rápidamente y enfrentarlas. De hecho, esas etiquetas no tienen sentido estricto… Algo ‘comercial’, para mí, es que se puede vender, y punto. Y hoy en día el mal llamado EDM y el mal llamado Deep House, entre otros, son estilos de música que abarcan un sector de mercado muy amplio y se venden en mayor o menor medida (…) Quizá la culpa de que haya estilos más o menos ‘comerciales’ la tengan partes implicadas en la industria: oyentes y sus intereses, medios y sus planes de marketing y artistas y sus influencias u objetivos”.

 

#RoyoShake: de shake Coconut a Shake It!

No hace falta irse muy lejos para encontrar otro bonito caso de bipolaridad musical.Shake Coconut es una formación nacida en Madrid hace algo más de un año y formada por tres artistas que fusionan diferentes influencias y estilos para dar vida al “#RoyoShake”, basado en “ofrecer espectáculo y conectar con el público durante toda la sesión, entre otras muchas cosas”.

“El estilo que más nos encajaba para ello era el progressive y electro house, ahora englobado en la etiqueta EDM, por ello decidimos apostar por este estilo. Además de laenergía y dinamismo de sus canciones, nos ofrecía mucha flexibilidad a la hora de elaborar mashups propios, otra de las señas de identidad de Shake Coconut”. 

Hace algunos meses, Shake Coconut inició una aventura paralela como Shake It!, sumergiéndose en la corriente deep.

“Aunque dedicamos todo nuestro tiempo a actuaciones de EDM, cada uno por su lado seguía escuchando muchos estilos distintos. Nos dimos cuenta de que ahora el deep house estaba en un buen momento ya que muchas referencias nos encantaban a los tres, y por ello decimos probar en esta nueva aventura”.

Siguiendo la ruta marcada por las raíces musicales de cada uno de sus integrantes, es fácil llegar a un territorio común: la formación técnica en el ámbito del sonido y la pasión temprana por estilos que han marcado la escena de club de la capital: el techno y el house. Un bagaje bien cultivado que no se ha establecido como un lastre a la hora de acercarse a estilos emergentes con un planteamiento sonoro totalmente diferente.

En este mundo lo primero que hay que hacer es respetar el trabajo de los demásindependientemente del estilo. Sí que podemos notar que la escena mainstream no es muy bien recibida en los ambientes más underground, cosa que al revés no pasa. El carácter masivo de algunos estilos puede hacer creer a la gente que son de una peor calidad, y nada más lejos de la realidad. Estamos viviendo un momento increíble en cuanto a música electrónica se refiere en todos los estilos, hay que abrir la mente y escuchar de todo porque están saliendo cosas muy interesantes e innovadoras en todos los frentes…”

Y, ¿cómo consiguen tres artistas coordinar sus influencias, gustos e inquietudes entre ellos y en base a dos formaciones diferentes sin caer en el desquiciamento o la excentricidad?

“En esencia el proceso es el mismo. Solemos dejar ambas sesiones a la improvisación dependiendo del horario y sobre todo del público, que es quien manda en todo lo que hacemos. Una de las diferencias importantes es que como Shake Coconut tenemos los mismos referentes musicales, sin embargo como Shake It! cada uno tiene sus propios artistas de house y deep y las sesiones en ese aspecto pueden ser más ricas en variedad, por que no sabemos que es lo siguiente que pondrá el otro. Esta es la magia de todo…”

Música, baile, energía, emoción. ¿Dónde se encuentra el antagonismo? Quizá, en ninguna parte… “Sin ningún tipo de duda creemos que el enfocarnos a dos estilos y públicos tan distintos no hace si no enriquecernos tanto musicalmente como profesionalmente. Supone un bonito reto el intentar innovar, transmitir e intentar diferenciarse con dos conceptos distintos. Estamos muy ilusionados de tener la oportunidad de trabajar así”.

Suma y Sigue

Por supuesto, los pequeños grandes artistas emergentes que han protagonizado estas líneas no son los únicos embajadores de este movimiento musical “bipolar”. Artistas veteranos, nuevas promesas, artistas reinventados… Muchos son los que trabajan en la riqueza y versatilidad musical, buscando explorar sus propias capacidades creativas y potenciar la proyección de su carrera.

Juanjo Martín, uno de los grandes emblemas del progressive y electro house más actual, recientemente sorprendía a sus seguidores con el nacimiento de una nueva personalidad musical bautizada como Indygo. Él mismo emitía un comunicado explicando las motivaciones que habían dado vida a este nuevo proyecto:

Muchos de vosotros, sobre todo los que me seguís desde mi época de Heaven, Matinee, etc, me habéis hecho llegar vuestro pequeño descontento al no continuar con mi estilo musical de aquellos años (…) Ahora Juanjo Martin esta dedicado en cuerpo y alma alEDM, habrá algunos que no les guste, otros que sí les guste, unos que lo critiquen de forma constructiva, otros de forma ofensiva, todo lo comprendo y siempre he aceptado todo tipo de sugerencias y opiniones, por eso mismo llevo unos meses preparando un proyecto, un AKA para tocar un estilo musical que me fascina igualmente, Nu-Disco,Deep y Techno. No busco con este proyecto ser pretencioso, simplemente me gusta todo lo que abarca la música electrónica y comprendo que como Juanjo Martin no puedo pinchar ciertos estilos ya que el público es totalmente diferente. Mi pasión siempre ha sido pinchar y producir, y quiero mostrar al público lo que soy capaz de hacer y lo que soy capaz de transmitir”.

Juanjo-Martin

Uno de los artistas más polifacéticos de nuestra escena es, sin duda, Eduardo Ostos, más conocido como Ed is Dead. Además de ser uno de los productores con más solera de nuestro país (dentro y fuera del ámbito electrónico) comenzó su aventura artística como Ed is Dead vinculado a sonidos propios del electro, dubstep, etc. Su formación musical y su hiperactividad creativa le ha llevado a involucrarse en proyectos muy diferentes, mientras sigue desdibujando etiquetas bajo su aka más conocido.

Proyectos como E.B.O, junto a Bny y Odille (deep, soulfull vocal…), Vipership (rock),Fashion Beat Team, o su alter ego Sex Ed, entre otros, avalan su visión romántica, ecléctica y pragmática de la escena musical.

“Tradicionalmente, la gente estudiaba un instrumento durante años o entregaba su vida a la composición de canciones hasta que conseguía entender bien un estilo… Era un proceso tan costoso y delicado, que cuando finalmente conseguías encontrar tu propia identidad como artista, era difícil deshacerte de ella… Aun así grandes músicos tuvieron sus bandas paralelas, sus discos experimentales, sus cambios drásticos y también cosecharon éxitos haciendo otros estilos. Hoy, en pleno siglo XXI, con millones de herramientas a nuestro alcance para hacer música, ¿tiene algún sentido que me quede de por vida en un 4×4 a tal o cual BPM con determinadas restricciones de estilo? Mmmmm… no lo veo”.

 

Ed is Dead

 

Excursiones musicales en primera línea

Si nos acercamos a la primera línea de la escena electrónica mundial, podemos identificar muchas excursiones musicales realizadas por los artistas más representativos de la escena EDM.

Uno de esos artistas, con una gran versatilidad en el ámbito de la producción, es el joven holandés Nicky Romero, que a principios del pasado año lanzó una referencia de corte tech house en Toolroom Records: ‘Still The Same Man’.

Cuando empezó, uno de los mejores artistas en la actualidad, Hardwell fue rechazado en varios clubs holandeses y tuvo que cancelar una gran cantidad de eventos por ser “demasiado underground”… después nació el artista que todos conocemos. El componente del equipo ‘Zero’ con él, el también holandés Tiësto, muchas veces nos sorprende en su programa de radio semanal ‘Tiësto’s Club Life’ con una sesión de corte deep house o incluso tech house.

En este ámbito internacional, uno de nuestros grandes embajadores es Danny Avila, que recientemente nos deleitó también con un set de deep house de cinco horas. Otras que se atrevieron, pero a producir un tema de deep house junto con Marco Lys, fueron las gemelas australianas más famosas de la escena: Nervo.

Nuestro hombre de portada, Steve Aoki, también se decanta por los sonidos deep y tech house cuando pincha en Café Mambo Ibiza, al menos en gran parte de su set. Acorde con el emblemático emplazamiento de San Antonio, el americano calienta la noche y pone ritmo a la puesta de sol de una forma alejada a la que nos tiene acostumbrados.

No podemos dejar de mencionar a uno de los artistas más mediáticos del momento, el canadiense Deadmau5. En su momento hacía algo parecido al EDM, por mucho que le pese, pero con el paso del tiempo ha ido puliendo su sonido, incluso se ha atrevido con el minimal bajo un nuevo aka “testpilot”, con el que ha lanzado un tema en el sello de Richie Hawtin Plus 8. Además de esto, ambos canadienses hicieron un versus muy especial en el SXSW de 2013 que marcó u antes y un después en la eterna dicotomía entre lo “comercial” y lo “underground”.


Por: Aimara Lamarca e Israel Méndez

Fuente: Vicious Magazine.com

comments