EL GOBIERNO FRANCÉS SE UNE A LAS RAVES

 
El Ministerio del Interior considera las raves como cualquier otra práctica amateur que tendrá sus mediadores y representantes encargados de dialogar con los miembros del Estado.

La asociación francesa Freeform, dedicada a defender, promover y fomentar la cultura de las raves, publicó la semana pasada un comunicado firmado por el Ministerio del Interior francés en el que se describía a las raves como una “parte importante de la vida cultural de los jóvenes”, que debían ser tratadas como cualquier otra práctica amateur juvenil.

spaintek

Pese a que la lucha por despenalizar la organización de las raves no ha terminado aún, el lanzamiento de este comunicado supone unas mejoras significativas en lo que a relación con el Estado francés se refiere. Y es que este comunicado detallaba que las raves serán consideradas como “reuniones festivas de carácter musical organizadas por los jóvenes”.

rave-franciaEsta nueva medida añade además que deberá haber un representante de cada una de estas fiestas, responsable de la mediación entre las diferentes partes interesadas.  “Los representantes de las reuniones festivas y los colectivos se comprometen, a nivel local, a mediar con todas las partes interesadas: los servicios del gobierno, las autoridades locales y las organizaciones de reducción y prevención de riesgos“.

Para terminar, el documento concluye con el recordatorio de que la incautación de los equipos no está permitida si hay más de 500 personas en la fiesta. Muchos organizadores se habían quejado de que en los últimos meses les habían requisado varias veces sus sistemas de sonido y les había costado mucho recuperarlos.

Aunque esto es un avance, todavía no se ha especificado nada sobre el número máximo de personas que pueden reunirse en una rave así que, por ahora, la cifra se mantiene en 500 personas.

El caso de España

Resulta curioso ver cómo en otros países, cada vez se avanza más en lo que a cultura de club se refiere, y aquí aún hay trabas a la hora de realizar ciertos festivales. Recordemos la multitudinaria rave de Año Nuevo que se celebró en Valencia y estuvo con la presencia policial varios días, que exigían el abandono de los asistentes. O lapersecución del Spaintek, la rave que comenzó en Soria en el año 2011…

En cualquier caso, confiamos en que esta situación cambiará en algún momento , como en Francia, estas fiestas se reconocerán como “parte de la cultura juvenil”. Mientras eso ocurre, nos alegraremos por nuestros países vecinos, porque esto supone un gran avance.

comments