Las 10 cosas que NO debes hacer cuando estás creando música

Hicimos una lista con los malos hábitos más comunes al momento de producir, ya lo sabes, si te sientes identificado con alguno de ellos, estás a tiempo de revertirlo y tener un mejor desempeño. 

  1. Trabajar con la radio o t.v encendida

    Puede ser tentador después de lagar horas de sesiones poner tu programa favorito en segundo plano. Pero no, no lo hagas. Todos sabemos lo molesto y distractor que resultan las imágenes en movimiento.
    Si necesitas un break de descanso, entonces toma realmente uno. Sal de la habitación. toma un poco de aire fresco, haz algo diferente y podrás retomar lo que estabas haciendo descansado, fresco, centrado y libre de distracciones.

  1. Rehacer constantemente una pista

    Si tu nueva pista no está funcionando después de un par de intentos, abandónala o al menos déjala por un tiempo.  O nunca fue tan buena o puede que hayas perdido tu perspectiva artística y ésta nunca regrese.  Así que deja de perder tu tiempo y comienza a trabajar en algo nuevo. Para no darlo todo por perdido, puede nutrirte el contestarte ñas siguientes preguntas ¿Qué es exactamente lo que quieres conseguir con tu canción? ¿Porque no lo has conseguido? ¿Qué medidas puedes tomar para no volver a caer en este espiral de reelaboración?

  1. Menos es más

    Hemos perdido la cuenta del número de pistas que se han echado a perder por integrar demasiados sonidos y llenando cada espacio sonoro que tenemos a disposición. Menos es más.. si tu canción no suena bien, vuelve a la parte vocal o armónica, si no se soluciona, es porque probablemente no tienes una buena canción. Deja de programar y concéntrate en ser un mejor músico. çç

 

llll

  1. Matar el tiempo

    Si estás aburrido, no consideres como opción el producir música. Es muy poco satisfactorio el comenzar a crear si es que no hay un propósito o si no estás inspirado y si esto se vuelve algo constante comenzarás asocias la actividad musical con una sensasión persistente de bajo rendimiento.

  1. Pensar que puedes producir todo

    Uno de los mejores consejos que hemos escuchado para productores musicales es de William Orbit, quien dijo que solo debes trabajar con artistas cuyo trabajo ames. No se puede producir una canción o un artista que no te gusta ¿Cómo sabrás cuando el álbum esté terminado si lo odio completamente? Sé lectivo con tu tiempo y trabaja solo en proyectos que te motiven.

  1. Trabajar cuando estás cansado
    A veces es inevitable, especialmente si estás con plazos ajustados. Pero un gran trabajo es 5% inspiración y 95% de transpiración. Si tienes que trabajar a media noche, asegúrate de que sean labores que sencillas y que requieran poco pensamiento creativo. Cuando estás tratando de de escribir una nueva canción cuando toda tu energía proviene del café y no de la inspiración, es mejor que te vayas a acostar. 

  2. Copiarle a otra persona

    Tu puedes pasar mucho tiempo copiando el trabajo de otra persona y después tratando de que pase desapercibido para que no se note. Si estás sampleando el álbum de alguien más y luego desmenuzarlo para quedar en un lugar seguro, ya habrás gastado un montón de tiempo.  Quizás hubieses obtenido el mismo resultado más rápido y original si hubiese hecho tu mismo el sample.

    1111

  1. Trabajar con un idiota

    Tener a gente fastidiosa a tu alrededor cuando necesitas concentrarte para seguir adelante con tu trabajo es bastante molesto. Si tienes que trabajar con una cantante al que no soportas, intenta arreglar tu horario de tal forma de que no estorbe en la sesión de mezcla y cítalo para que vean los progresos juntos más tarde, pero no permitas que te molesten constantemente.

  1. Comprar un sintetizador o plug-in nuevo para salvar tu creatividad

    La creatividad, como el aburrimiento, es un estado de ánimo. Nadie se recupera de un bloqueo producto del ‘Síndrome de programador aburrido’ mediante la compra de un nuevo equipo.

  1. Conformase

    El mundo de la música es ridículamente competitivo, por lo que si tu eres perezoso en tu trabajo, no puedes esperar que te tomen en serio. Trabaja duro, con eficacia y mantén el sentido de la perspectiva. En este mundo no hay atajos

    Fuente: www.musicradar.com

comments