Breve historia de la música electrónica

El origen de la música electrónica es confuso: dentro de su inmenso paraguas ha engendrado innumerables subgéneros y los artistas que crean este tipo de música graban con frecuencia, bajo un sinnúmero de alias diferentes por lo que un poco de contexto nos ayudará a desentrañar su comienzo.

En la década de 1970, grupos de europeos y japoneses experimentaron con sintetizadores y cajas de ritmos, lo que allanó el camino para synthpop – que cuenta con el sintetizador como principal instrumento en la melodía. Pero la calidad efervescente del synthpop no resonó bien con todos, y su estilo se contrastó notablemente en el medio oeste de los Estados Unidos.

Chicago y Detroit a mediados de los años ochenta, plantaron diferentes semillas de electrónica. La música House comenzó en Chicago, en un club llamado The Warehouse, esta música de fuerte tendencia bailable fue influenciada por el disco y el funk. Durante esa década crecería para convertirse en el tipo más popular de electrónica. En Detroit nace el techno minimalista donde los DJs podían mezclar hasta 70 vinilos en una hora superponiendo beats rápidos que continuamente se iban transformando durante la noche, Jeff Mills era uno de sus máximos exponentes. En los clubes, los jóvenes encontraron una salida para bailar y los artistas electrónicos encontraron un lugar para experimentar. Unos años más tarde, un género de electrónica surgió en clubes británicos llamados Jungle. Influenciado por la música dub de Jamaica, la música Jungle creció como una expresión de la juventud urbana de Londres e incluyó ritmos más rápidos e inconexos.

La vereda opuesta a esta música de baile llegó en forma de música ambient. En los clubes este tipo de música servía a un propósito utilitario y se tocaba en salas específicas donde los bailarines podían relajarse. Desde entonces, la música ambiental ha crecido desde sus raíces funcionales hasta convertirse en un arte sumamente complejo.

Dentro de la electrónica, los géneros se han cruzado libremente, resultando en innumerables microgéneros. Aunque las líneas entre los subgéneros son borrosas y los mismos son hiper específicos, las herramientas esenciales usadas para crear música electrónica son universales. Drum machines, samplers hardware, sintetizadores análogos, digitales y ahora computadores y softwares son los que siguen dándole forma a la música electrónica actual.

¿Quieres pasar al siguiente nivel? Conoce nuestro Diplomado de Producción en Música Electrónica en el enlace: bit.ly/MusicaElectronicaDiplomado

 

comments